Oveland

Sinergias, pistas del grid ascendiendo a la gran nube

El “entendimiento” entre VMWare y SpringSource pone aún más de moda el concepto de Platform as a service (PaaS) que poco a poco, y mezclado con otros conceptos que también sin querer van a modelar (o lo están haciendo ya) lo que ahora conocemos como computación. Me refiero al Grid Computing, al Cloud Computing y al propio PaaS.

Podría darse la situación tal que todos aquellos problemas de espacio, memoria, CPU e incluso capacidad de proceso tanto para usuarios de a pie, como para PYMES o grandes corporaciones se viera solucionado simplemente recurriendo a estos servicios que sí, crecen, despacio pero ahí están…

Nuestro usuario no tendría que preocuparse por intentar guardar esa excelsa colección de canciones pudiendo alojar toda su biblioteca iTunes en un servicio de Apple que te aloja tu biblioteca.

Tampoco tendría que preocuparse de piratear esa última versión de Office, ya que desde la propia “nube” de aplicaciones realizaríamos nuestros documentos, alojándolos en un espacio virtual, accesible desde cualquier puesto.

Para los desarrolladores también hay unas gotas. “Necesitamos un servidor de aplicaciones J2EE con varias instancias para poder probar una aplicación…” No hay problema, VMWare te proporcionará un entorno virtual con el Stack J2EE que prefieras. Computación a la carta.

Google proporciona el alojamiento que una empresa da igual la dimensión pueda necesitar. Adapta Correo, Servicios LDAP, proporciona aplicaciones, índices…

Me acuerdo de hace años, cuando SUN propuso sus terminales “tontos” que accedían a servicios proporcionados en la red… ¿Era SOA o simplemente una visión?

La WEB 2.0 empezó como una revolución en cuanto a redes sociales. Ahora sería como una revolución de Computación Social.

Lo que empezaría con una Token Ring, un Socket o el simple envío de una trama ARP está alcanzando dimensiones tan estratosféricas que el límite está muy lejos, me atrevería a decir que en las mismas NUBES

agosto 21, 2009 Posted by | Tecnología, Varios | Deja un comentario